Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email

29 de marzo de 2011


Hoy se me ocurrió algo, la solución no es no estar loco, es saber controlar la locura. La locura no se puede anular porque así como tenemos una parte cuerda, tenemos una parte alocada, es saber controlarse para ser parte de una mayoría. Esta mayoría siempre va a estar perturbada, pero hay que seguir las reglas de su demencia, las cuales son hechas por sujetos duales que constantemente pelean contra si mismos.

En resumen, podemos variar de una locura a otra, dependiendo de como modifiquemos nuestro escenario, el cual puede cambiar por nuestra propia interpretación de los hechos, no hace falta que cambie físicamente, igual, si lo hiciese realmente, nunca lo sabríamos; la observación siempre es relativa.

La locura tiene una lógica, eso me hace pensar que la lógica es irracional a veces, a decir verdad, nunca sabemos si nuestro juicio es correcto pero como no tenemos otro, nos regimos por el que nos conserva de la mejor manera. Llegamos a la conclusión de que podemos ser todos paranoicos, pero como somos mayoría, no nos damos cuenta y pensamos que somos normales y encerramos a aquel que no es parte de la recreación.

Sin tomar en cuenta que podemos estar todos dormidos o bajo algún efecto del inconsciente que nos hace alucinar toda una realidad, para que no nos demos cuenta de cómo es el mundo realmente, por ejemplo, ¿Cómo sabemos si la realidad no es realmente el sueño? Si los mismos sectores del cerebro se activan cuando estoy comiendo un helado que cuando estoy soñando que lo hago.

A parte al ser el ser humano, un ser fragmentado, no me sorprende que olvide la realidad del sueño como algo verdadero y cree un mundo en el cual vivir las 16hs o las 18 hs de su tiempo restante, por el simple hecho de que aceptar el sueño como una realidad no lo ayuda a constituirse como un individuo no fragmentado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario