Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email

13 de agosto de 2009

Las edades


¿Cómo pretender que un chico de 7 años se quede quieto? ¿Como pretender que un chico de 5 años no grite y llore para bajarse del avión? Los adultos no comprenderían porque están alejados de la niñez, ya la han guardado, pero lo que no saben es que cada vez que se tiene un hijo, ese tesoro escondido, debe ser redescubierto. Es imposible entender a un joven siendo adulto; es por eso que es imposible que un chico actué como un grande, porque no lo es. Pero hay una diferencia y esta es que el adulto ya paso por la niñez y el niño no paso por la adultez. Hay muchas cosas que pretendemos enseñar pero no por eso debemos olvidarnos de cómo aprender, hay muchas cosas que todavía no se aprenden y cuando pensaste que tu niñez había pasado, haz de volver a ser un niño para poder comunicarte.
Un niño es especial, muchas veces decimos que a todas las personas no se les habla igual, bueno, el niño es una nueva manera de comunicación, siendo adultos, es otro idioma, el cual aprendimos pero no recordamos por haber pensado que ya lo sabíamos. Pronto damos por sentado que una caja no es una nave espacial, que una raqueta no es una pistola y yo no soy todo lo que había imaginado…mi mente cambio y ya no considero que las escondidas sean divertidas o que seria bueno tirarme del tobogán, realmente, no lo hago porque soy adulto y no quedaría bien. En realidad el ser adulto es relativo, unos años atrás la adolescencia llegaba hasta los 20 ahora se extiende hasta los 25, uno elige ser cuando se da el momento, soy una niña cuando me subo al tobogán, soy una mujer cuando hablo sobre administración con mi jefe, pero también soy adolescente cuando trato de entender a mi hijo, son momentos en donde el estado de mi mente es diferente, pero sigo siendo quien soy, sigo ostentando el intelecto que tenia pero mi espíritu es otro, mi espíritu es libre, porque se que si veo un tobogán me puedo subir y si mi hijo esta mal lo puedo comprender ya que se cuando ser un niño, un adolescente o un adulto y me siento bien porque no tengo limitaciones, se que cuando tenga un problema, tengo varios puntos de vista de donde mirarlo, el niño me dice lo obviedad ignorada, el adolescente me dice la dificultad y el adulto toma las decisiones.
No se olviden de las edades, no enseñen al niño a ser adulto, enseñen al niño a ser adulto sin perder la infancia. No le digan al niño que no, díganle el porque pero en su lenguaje, de esa forma le enseñan la finalidad de los limites y las reglas, no formen un robot que sigue ordenes sino un ser humano que piensa, enseñen los valores primordiales, el amor, la comprensión y la ayuda mutua, después enseñen los demás y aprovechen tener un niño a su lado, el les enseñara de nuevo el poder soñar.
Dedicado a todas aquellas personas que son solo adultos, que metidos en sus rutinas y problemas innecesarios ya no sienten la alegría de un niño.

1 de agosto de 2009

La Guerra



¿Vale la pena una guerra aun cuando se gana un territorio, dinero y honor?; ¿Qué mas es la guerra sino un método innecesario para conseguir lo que se quiere?; ¿si los soldados matan a otros para conseguir un territorio entonces porque yo no puedo asesinar a mi compañero de oficina para ganar el puesto?...y si no puedo, entonces ¿Por qué ponemos reglas que se aplican diferentes para la misma situación?.
Es fácil, si yo no puedo matar a otra persona para ganar un mejor puesto de trabajo, las guerras tendrían que estar prohibidas. La pregunta es: ¿Qué es lo que hace que una guerra sea legal entonces? Solo porque una persona con mayor poder jerárquico quiera algo, no significa que millones de personas tengan que morir por ello, saben ¿Por qué?, porque una vez que se gane o se pierda la guerra, nadie va a pagar por la vida de todas las personas fallecidas, nadie va a pagar para reconstruir una familia desmoronada, porque ni el honor, ni mil tierras, ni tampoco todo el dinero del planeta van a hacer que ese hijo, ese padre vuelvan.
No tiene sentido pelear, matarse cuando hay otras maneras de resolver las cosas, no darle importancia a las cosas que no merecen categoría, ¿Qué cambiara que un gobierno gane mas que otro si los que pierden siempre son los soldados y las familias de estos? Además ¿si el objetivo solo es saber quien de los dos ejércitos gana porque el área de pelea no es evacuada, de ese modo no morirían personas inocentes? ¿Si el objetivo es saber quien gana porque no jugar un juego y el que pierde se gana el territorio? ¿Porque es necesario quitar vidas para ganar algo tan material? Y mejor aun ¿Por qué no dividir en el territorio y compartirlo, ahí ganan todos y nadie muere.
El verdadero sentimiento de nación no existe para los humanos porque ellos pueden pertenecer a donde quieran y defender ese lugar querido como ambicionen, incluso lo pueden proteger peleando pero el punto es evolucionar y matar al otro para conseguir algo me parece un tanto irracional y necio, además de que ese método se viene utilizando desde la prehistoria. Solo piénsenlo: 1) No me gustas y te mato; 2) quiero tu tierra y por eso te mato; 3) quiero dinero y por eso empecemos una guerra; 4) me toco bocina y por eso lo choco; 5) etc. Etc. etc.
Seguro que cuando hay dos personas que están peleando en la calle, nadie se mete y todos pasan por al lado ignorando la situación y si es posible, se cruzan de vereda; díganme una cosa, porque entonces cuando dos gobiernos se quieren pelear, tantas personas se meten en la lucha y nadie es indiferente; las cosas serian mejor si esos soldados no se alistan, todo seria mejor si de pequeños, esos niños son educados para tenerle “fobia” al ejercito militar.
Un soldado fue a la guerra y cuando volvió, tenia sus piernas amputadas y había perdido a su amigo, aun así el replico: “estoy orgulloso de haber servido a mi país”…
Véase que ese soldado no ha ganado absolutamente nada, mas aun ha perdido no solo sus piernas sino su amigo, algo que no se debería perder nunca; solo tiene su espíritu patriótico y el orgullo de su país. ¿Qué pasaría si le dijeran a ese soldado que el concepto de nación y “servir a la patria” es solo un invento para que las personas, como el, se convenzan de que tienen un motivo para pelear?. . . “soldado ¿Dónde esa tierra de la que hablas, quedara lugar para un campo de flores o serán esas flores los adornos para tus difuntos amigos?; soldado quizás cuando te recuperes del trauma podamos volver a ese lugar y visitar el hermoso hotel para turistas que han construido ¿Qué te parece?; soldado solo mira el punto positivo, por tu acto heroico de pelear te dieron una medalla, quizás cuando pierdas tus brazos en otra guerra te den millones de pesos de recompensa; Pero desde luego que servir a tu país es lo principal, si no hubiese personas como usted, donde estaría el mundo, el presidente lo necesita soldado porque usted es el símbolo de la valentía, el patriotismo y el amor al país…lo único que espero es que su esposa, su madre y sus hijos logren entender ese valor cuando usted no este.
Los mecanismos que predispo­nen a la destrucción son múltiples y siempre se ha pensado y Freud así lo puso de manifiesto que los malos entendidos debieran resol­verse no por la violencia sino por la palabra; la palabra puesta en su justo sitio, sin ambages ni torceduras conceptuales sino que fuera limpia y que dijera lo que es sin es­caparse de su significado.

“Los que han pensado sobre la guerra no han llegado a ninguna conclusión satisfactoria, coinci­den que la violencia forma parte inherente de ser humano, que los modales se pueden refinar y que las actitudes pueden ser de salón, pero la violencia se esconde en el fondo y hace que su pulsión sa­cuda su psique y ponga en el dis­paradero, como se está haciendo, a seres humanos que nada tienen que ver con la guerra de unos y otros y que se ven, empujados al desastre y a calamidades incesantes.”
Y no se cansaron de decir que la seguridad de los estados y de las personas y la extinción de la vio­lencia tendría que venir porque esos estados renunciaran parte de su libertad de acción, o sea a su soberanía. La soberanía de los es­tados es el obstáculo, quizás el de­finitivo, de la confrontación, por ese egoísmo posesivo que se pre­tende tener y que hace que la riva­lidad no cese.
Si me dicen que es imposible cambiar la agresividad en ser humano les diría que es imposible neutralizarla pero si es posible controlarla y sublimarla por otro lado, y si me dicen que es culpa del gobierno que tenemos guerras, les diría que es culpa nuestra por educar a nuestros niños como futuros soldados, porque si no hay soldados no hay guerras, es simple. Si educamos a nuestros chicos con amor y paz, nunca tocaran un tanque de guerra, porque no verían como puede llegarse a la concordia con más discordias.
Gente, no hay que dar explicaciones para saber que la guerra entre humanos es mala, basta con saber que tenemos razonamiento, sabemos hablar y somos todos humanos para poder resolver las cosas de otro modo.