Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email

14 de septiembre de 2009

Testimonio Adelantado


Desde que nací mi forma de pensar no fue del todo acorde con lo demás que acontecía, mis actos no eran del todo pensados y siempre fueron vistos como raros y poco usuales.
No tenia pares, ya que mis únicos pares eran mi reflejo y mi inconsciente, lo demás no contaba. Miles y miles de veces trate de hallarme dentro de un sistema, lo cual nunca fue así, por mas que estuviese en un lugar repleto de gente…yo estaba sola. Me sentía como si hubiese entendido algo que los demás no y me preguntaba ¿Por qué había sido justo yo?
Un extraño personaje, con pensamientos poco maduros y casi ingenuos es como me hallaban mis pasados…nunca comprendí porque era así, ni tampoco sabia cuando llegaría a su mismo nivel de intelecto, por lo que esforzaba tratando de entender mas sobre como funcionaban las cosas, es infrecuente, pero cuanto mas se…mas quiero terminar de aprender.
Nunca fue genético, nunca fui un eslabón perdido ni tampoco un personaje mítico vuelto realidad, solo que estaba pasando una etapa, la cual no podía adelantar, la llamaban “la juventud”.
Pensé que si sabía más de mecánica, química, matemática, yo seria parte de un mundo cuyas dudas no me dejaban pensar, pero aun así, el conocimiento que necesitaba no estaba en los libros. Trate, trate y trate de pensar “afuera de la caja”, pero siempre terminaba en la misma conclusión, era como un enigma que me habían dado y no poseía las pistas para resolverlo…era imposible.
Pronto me di cuenta de que esas pistas llegaban con el tiempo, no las podía buscar. Era evolución, crecimiento, desarrollo natural, aun así, jamás pude llegar a pensar como ellos en su debido tiempo...esa duracion era creada por mi, no existia en realidad. Pasaron los años, Mucho había transcurrido desde que había comenzado a pensar, me faltaba solo una pregunta… ¿Cuál era el sentido de la vida?, Me hallaba mirando mi jardín, el viento, mi árbol de acacias siendo mecido por el viento, el sonido de los pájaros, el tibio sol…solo un instante de silencio y todo cambio, Mientras transcurría el microsegundo de un reloj sin conocer, me di cuenta de que lo había conseguido, por fin sabia el secreto y tras el se ocultaba un trato…lo sabia todo no había motivo para quedarme…A medida que mis ojos se cegaban por la luz oscura y mis oídos no escuchaban más que el recuerdo del sonido, pensé por ultima vez: “…ya los he alcanzado…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario